COMMODITES (07/05/21)

Petróleo 64.56 US $/Barril WTI

Oro 1,784 US $/ Oz. Tr.

Cobre 10,375 US $/TM

Plata 26.45 US $/Oz. Tr.

Estaño 34,462 US $/TM

Plomo 2,186 US $/TM

Zinc 2,935 US $/TM

TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE:    06-05-2021
MONEDA  DÓLAR  EURO LIBRA ESTERLINA
COMPRA 3.815 4.574 4.859
VENTA 3.821 4.814 5.543

Columnistas

Riesgos y desafíos mineros

En el Perú, tres son los principales retos que enfrenta la minería: la licencia para […]

Opinión 11/01/2021
  • En el Perú, tres son los principales retos que enfrenta la minería: la licencia para operar, el tema digital asociado a la productividad y el manejo de riesgos de alto impacto.

Por Víctor Burga, socio de Auditoría de EY Perú

La minería es el motor de la economía peruana. Una caída del PBI en el país está estrechamente vinculada con una caída de las actividades mineras. Recordemos que la minería aporta el 10% del PBI del Perú, es responsable del 60% de las exportaciones del país, del 16% de la inversión privada, y contribuye con el 20% de la recaudación tributaria.

En la actualidad, vivimos una pandemia que jamás había ocurrido. Las empresas mineras han sido golpeadas por la paralización temporal de sus operaciones; sin embargo, por los altos estándares de seguridad y salud que se registran en sus operaciones habituales, han logrado reanudar sus operaciones cumpliendo con los protocolos sanitarios requeridos por las autoridades de salud.

En este entorno, las empresas mineras han observado cómo se han acentuado ciertos riesgos inherentes a su negocio. Recientemente, EY ha publicado la versión actualizada del informe “Los 10 principales riesgos y oportunidades de la industria minera 2021”, sobre la base de las respuestas ofrecidas por más de 250 ejecutivos mineros a escala mundial.

La licencia social para operar permanece como el riesgo número uno, con el 63% de los encuestados, lo que la coloca entre los tres riesgos más importantes. Este riesgo, así como el manejo social y ambiental, adquieren más relevancia debido a la responsabilidad social y las demandas de terceros interesados, que se intensificarán en estos tiempos en que se está saliendo de la pandemia causada por el covid-19.

PRINCIPALES RIESGOS

A manera de resumen, listamos los 10 riesgos identificados por EY a nivel global, en orden de importancia: 1) Licencia social, 2) Manejo de riesgos de alto impacto, 3) Productividad y costos crecientes, 4) Agenda verde, 5) Riesgos geopolíticos y proteccionismo, 6) Liquidez y capital, 7) Fuerza laboral, 8) Volatilidad de los precios, 9) Digital y manejo de datos, y 10) Innovación.

En el Perú, consideramos que los desafíos más importantes son tres: 1) Licencia social, 2) Productividad, vinculado con el tema digital y manejo de datos, y 3) Manejo de riesgos de alto impacto.

El país es testigo de grandes inversiones paralizadas por conflictos con las comunidades y la falta de apoyo del Gobierno Central (Río Blanco, Conga, Tía María). Tenemos una vasta cartera de proyectos mineros que suman más de 57 000 millones de dólares, muchos de los cuales no se desarrollan por diferentes motivos a la velocidad que se requiere y se necesita.

MEDIDAS URGENTES

Las empresas mineras trabajan de manera responsable para manejar los riesgos que enfrentan, más aún en este entorno covid-19. Sin embargo, se necesita el apoyo del Gobierno para promover las inversiones en esta industria, vital para el desarrollo económico del país. Entre las medidas que el Gobierno debería implementar tenemos las siguientes:

  • Agilizar los permisos y autorizaciones que permitan iniciar, en los tiempos adecuados, las exploraciones mineras. En la actualidad exceden en demasía a los tiempos que se registran en otros países mineros.​
  • Hacer ajustes a la Ley de Consulta Previa, y que esta no sea un impedimento para el desarrollo de los proyectos mineros, postergados desde hace varios años.
  • El Gobierno debería identificar la rápida factibilidad de varios de los proyectos que tiene en cartera y, en coordinación con las empresas mineras, desarrollar una estrategia que permita ejecutarlos en los tiempos previstos. Estas inversiones, que son capital de riesgo y privadas, permitirían mejorar la infraestructura nacional (presas de agua, ferrocarriles, carreteras, centrales de energía, entre otros). Y, en especial, generar empleo, dinamizar la economía, al requerir bienes y servicios, y mantener la cadena de pagos, entre otros beneficios.

Es el momento de tomar grandes decisiones; de actuar para reactivar el país y continuar por la senda de un desarrollo sostenido en beneficio de todos los peruanos.