Commodites (8/8/22)

Petróleo 88.82 US $/Barril WTI
Oro 1,787 US $/ Oz. Tr.
Cobre 7,830 US $/TM
Plata 20.61 US $/Oz. Tr.
Estaño 24,750 US $/TM
Plomo 2,090 US $/TM
Zinc 3,548 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 5-8-2022
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.896 3.796 4.509
VENTA 3.905 4.334 5.264

Últimas noticias

Grupo Breca iniciará construcción de proyecto ore sorting en Minera Raura en el 2023

Grupo Breca

Camisea: el gas natural puede llegar a más familias peruanas

Consorcio Camisea

La carrera peruana hacia la movilidad eléctrica

Electromovilidad
Ver todos >

Una regulación para impulsar la exploración petrolera

La excesiva tramitología para el desarrollo de la exploración petrolera en el Perú dificulta el impulso de las inversiones en exploración, coinciden los expertos.

PetroTal

Hay petróleo bajo nuestros pies. En la selva, costa y mar, y a kilómetros de profundidad, en las 18 cuencas petroleras del Perú -de las cuales solo cinco han sido exploradas- el petróleo está entrampado en las profundidades, y la mejor manera de estudiarlo, antes de iniciar la exploración de petróleo, es a través de la sísmica. Este método de la geofísica es esencial para recabar la información del subsuelo, como mencionamos en un informe previo. 

Desde 1993, con la Ley Orgánica de Hidrocarburos, y desde 2007, con la Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales, el Estado pudo emitir normas sobre estándares ambientales y sancionar las infracciones. Así, la etapa de exploración —que implica la realización de pruebas para identificar las condiciones geológicas y la eventual generación de un yacimiento explotable a nivel comercial— está regulada bajo estándares internacionales de protección ambiental. Si bien se trata de un avance fundamental en materia gestión ambiental y la mejora de las relaciones comunitarias, ha generado problemas colaterales, como la demora en los permisos de exploración, incluso llegando a retrasar o detener nuevas inversiones.

“La información geofísica requiere de permisos ambientales, porque para obtenerla se necesita hacer sísmica. Para ello, se utilizan explosivos que generan ondas artificiales que permiten ir adquiriendo la data. Pero no producen impactos ambientales significativos”, explica Vidal Huamán, presidente de la Sociedad Geológica del Perú. Huamán comenta que, aún con toda la información disponible sobre el potencial del área identificada, la dificultad de realizar estudios sísmicos persiste, pues se topa aún con la oposición de las comunidades y la burocracia. 

“Hay una sobrerregulación ambiental para la exploración”, coincide Arturo Vásquez, exviceministro de Energía y director de investigación de la Escuela de Postgrado Gerens. “La exploración petrolera tiene impactos ambientales poco significativos y estos se han visto reducidos con la incorporación de mejoras tecnológicas”, agrega.

Fuerza mayor

De acuerdo con el último informe de actividades de Perupetro, entidad encargada de promover la inversión en las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos —correspondiente a mayo del 2022—, el Perú cuenta con solo seis contratos de exploración (dos en costa, uno en selva y tres en zócalo). La mayoría se encuentra con obligaciones suspendidas o contratos de vigencia afectados por situaciones de fuerza mayor. 

Por ejemplo, el Lote 107 de Petrolifera Petroleum del Perú, en Pasco, lleva 827 días de suspensión por permisos posteriores al Estudio Ambiental. Perupetro, en su informe, advierte el riesgo de paralización de este proyecto debido a las decisiones del Estado de hacer obligatoria la consulta previa, para garantizar la legitimidad de los acuerdos alcanzados. Solo en mayo, Perupetro ha participado en una serie de reuniones con líderes de comunidades y representantes sectoriales para la implementación de la etapa de identificación de pueblos indígenas en los Lotes 192, Lotes 202 y 203, y el Lote 8.

Oficina de trámites

De acuerdo con la información recabada desde Perupetro —también encargada de hacer el seguimiento al proceso de evaluación de los Instrumentos de Gestión Ambiental— en el Perú se debe esperar la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que puede tomar entre 3 y 4 años. 

En cambio, en Colombia, se requiere de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que demora seis meses en ser aprobada.

“En el Perú los EIA deben tener resultados de dos temporadas como mínimo, en la temporada seca y en la temporada de lluvia. Y solo la temporada de recolección de información puede tardar un año, más todo lo que significa el trámite”, señala Gustavo Navarro, socio director de Gas Energy Latin American, consultora internacional especializada en energía y gas natural. “Hoy día la oficina más importante de una empresa petrolera no es la oficina técnica, es la oficina de trámites”, agrega.

Por otro lado, Miguel Celi, consultor de hidrocarburos, exgerente general de Petroperú y de Perupetro, sugiere contar con una ley que le permita al contratista estar tranquilo de que el EIA se realizará en un tiempo prudente. 

Desde Perupetro señalan que para incentivar la exploración de hidrocarburos se requiere más y mejor educación para las comunidades aledañas a los proyectos, especialmente sobre el método de la sísmica 3D. Esta técnica permite explorar el suelo continental y marino en busca de petróleo con un reducido impacto al ecosistema y los recursos marinos. Para ello, señalan, se requiere del apoyo en conjunto del Ministerio de Energía y Minas y del Ministerio del Ambiente.

Tiempo clave

Los expertos en hidrocarburos coinciden en que los tiempos que tardan los proyectos son fundamentales. En entrevista con Desde Adentro, Martín Grisolle, vicepresidente y gerente general de Hunt Oil Company Perú, señaló que es “la famosa tramitología la que impide que los proyectos avancen”. Por ejemplo, señaló el contrato de licencia para la exploración del Lote 76, en Madre de Dios, firmado en el 2006. Recién en el 2015, casi diez años después, la empresa perforó su primer pozo exploratorio.

“La situación es muy crítica”, concluye Arturo Vásquez, de Gerens. “Hay muy pocos contratos de exploración. Y no se está explorando porque el sector privado está en una incertidumbre: no sabe si va a haber más estatismo o si se va a apostar por la inversión privada. Tenemos que tomar una decisión”. Y es más urgente decidirlo ahora, cuando los precios del crudo, de acuerdo a Perupetro, se encuentran en los niveles más altos de los últimos ocho años.