COMMODITES (07/05/21)

Petróleo 64.56 US $/Barril WTI

Oro 1,784 US $/ Oz. Tr.

Cobre 10,375 US $/TM

Plata 26.45 US $/Oz. Tr.

Estaño 34,462 US $/TM

Plomo 2,186 US $/TM

Zinc 2,935 US $/TM

TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE:    06-05-2021
MONEDA  DÓLAR  EURO LIBRA ESTERLINA
COMPRA 3.815 4.574 4.859
VENTA 3.821 4.814 5.543

Actualidad

Cómo la inversión minera mejora la calidad de vida en la región sur

En las últimas dos décadas, las regiones mineras del Sur han recibido S/ 27,970 millones por conceptos de canon y regalías. Esto ha propiciado el aumento de los ingresos por persona y con ello la disminución de la pobreza.

destacado 2 28/04/2021

“Hay una relación directa entre crecimiento económico y desarrollo: cuanto mayor es el crecimiento —medido por el PIB per cápita—, mayor es el índice de desarrollo humano”. Así partió su exposición el economista Rudy Laguna, director del Centro de Competitividad y Desarrollo (CCD) en el evento Rumbo a PERUMIN “Corredor minero del Sur: Desafíos para el desarrollo de las regiones”, desarrollado con sede virtual en Arequipa.

El ejemplo más evidente de la contribución económica de la minería son los países desarrollados. En Noruega, Singapur, Canadá y Australia —con ingresos por encima de los US$ 60 mil por persona y altos índices de desarrollo humano— la minería no solo propició el aumento en los ingresos, sino también de la esperanza de vida, los años de educación y, por ende, de la calidad de vida de las personas.

Sin ir más lejos, Perú, en los últimos 20 años, experimenta un proceso similar que promete encaminar al país a un nivel de desarrollo ascendente. El epicentro del desarrollo minero se ubica en el sector sur del país, donde los yacimientos cupríferos garantizan décadas de desarrollo, generación de empleo y recursos fiscales.

Las cifras —presentadas en el estudio “Beneficios generados por la minería en el sur del Perú”, desarrollado por el CCD y el Instituto de ingenieros de Minas del Perú (IIMP)— son elocuentes: de la inversión minera a nivel nacional (US$ 56 mil millones distribuidos en alrededor de 45 proyectos), US$ 27 mil millones están en la región sur del país. Y, actualmente, el 44.1% del PBI de la zona sur corresponde a la actividad minera.

La mejora de la calidad de vida

Los proyectos mineros generan mejores oportunidades económicas en sus tres fases de desarrollo: exploración, construcción y desarrollo, y producción, que se intensifica en cada etapa. En la última etapa de producción, se suma el Estado con la inversión pública de canon y regalías, generando mejores ingresos y, por lo tanto, aumentando la calidad de vida de la población.

“En la región Sur, se generan alrededor de 70 mil empleos directos y 500 mil indirectos. Y si a eso le sumamos que estas personas son sostén de la casa, estamos hablando de que beneficiamos en seis regiones a 2.6 millones de personas, casi la mitad de toda la población sur del país”, explicó Laguna.

Además, los proyectos mineros generan un proceso de relacionamiento o “encadenamiento” con la población a través de los programas sociales y las compras a los proveedores locales, desde transporte de productos hacia la mina o de la mina hacia los mercados, productos químicos, textiles, construcción, electricidad, gas, entre otros.

Actualmente, el sector minero en Perú compra alrededor de US$ 9 mil millones por año a proveedores nacionales y se estima que al 2031 los nuevos proyectos mineros aumenten esta cifra a US$ 24 mil millones en compras, de los cuales el 50% va a estar relacionado a los proveedores del sur del país.

Hace dos décadas, Perú producía alrededor de 0.5 millones de toneladas de cobre al año. Actualmente produce 2.7 millones de toneladas. Con este volumen de producción, la compra es hasta cinco veces mayor. Ello permite a los proveedores crecer, hacer economías de escala y competir en el mercado internacional.

Asimismo, la gran cantidad de proyectos mineros impacta positivamente en el ingreso por persona. En distritos como Challhuahuacho, en Apurímac, este se multiplicó: si hace diez años la cifra era de S/ 150 por mes por persona, ahora está por encima de los S/ 700 u S/ 800. Conforme suben los ingresos, también se reducen los índices de pobreza. Siguiendo con el ejemplo de Challhuahuacho, niveles de 60% de pobreza se han reducido a casi 30 puntos en poco más de una década.

Inversión para el futuro

Por concepto de canon y regalías mineros, se han transferido a la región sur del país casi S/ 28 mil millones en los últimos 20 años. “Estos aportes provenientes de la industria son equivalentes a más 55,000 camas UCI, 11,190 plantas de oxígeno o a la construcción de más de 400 colegios de alto rendimiento (COAR)”, explicó el director del CCD, economista Rudy Laguna.

De esta cifra, más de S/ 1,700 millones se han transferido en los últimos 15 años a las universidades públicas del sur del país por concepto de canon y regalías. Se estima que con la cartera de proyectos pendientes en la presente década, se generarán el doble de estos recursos que prometen más y mejor desarrollo en regiones como Arequipa y Moquegua, dos de las más beneficiadas.

“Está comprobado que la minería constituye una fuente de riqueza y recursos importantes para las regiones y localidades del interior del país. Es responsabilidad de las autoridades que estos recursos se inviertan correctamente y representen un beneficio para el bienestar de la población“, sostuvo el presidente de Rumbo a PERUMIN, Ing. Miguel Cardozo, quien también participó en el evento Rumbo a PERUMIN, que culmina este jueves 29 de abril.