COMMODITES (17/09/21)

Petróleo 71.40 US $/Barril WTI

Oro 1,756 US $/ Oz. Tr.

Cobre 9,391 US $/TM

Plata 22.85 US $/Oz. Tr.

Estaño 34,385 US $/TM

Plomo 2,228 US $/TM

Zinc 3,071 US $/TM

TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 16-09-2021
MONEDA DÓLAR EURO LIBRA ESTERLINA
COMPRA 4.110 4.840 4.792
VENTA 4.114 4.906 6.050

Editorial

El legado que nos alienta a seguir trabajando por el Perú

La huella de don Elías Malpartida, quien fue un gran promotor de la minería peruana, la siguieron otros presidentes y directores que ha tenido la SNMPE a lo largo de estos 125 años.

Elias Malpartida SNMPE
Editorial 18/05/2021

Al conmemorarse 125 años de fundación de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), también debemos recordar a destacados asociados que acompañaron la historia de nuestra institución. El legado que nos dejaron guían nuestro actuar al frente del sector minero energético peruano.

Elías Malpartida (en la imagen de portada). Ministro de Hacienda y Relaciones Exteriores, parlamentario y alcalde de Lima. Fue electo como nuestro primer presidente institucional, luego de que el 22 de mayo de 1896 se creará nuestro gremio. La huella de don Elías Malpartida, quien fue un gran promotor de la minería peruana, la siguieron los otros presidentes que ha tenido s la SNMPE a lo largo de estos 125 años.

Alberto Benavides de la Quintana. Considerado el patriarca de la minería peruana, fue un notable geólogo, un gran minero y un hombre que amó el Perú. A lo largo de su trayectoria, fue impulsor del descubrimiento de importantes yacimientos para el desarrollo del país y del emprendimiento de minas como Julcani. Fue el fundador de Compañía de Minas Buenaventura. Marcó hitos en la minería peruana: propició la privatización de Cerro Verde, la formación de Yanacocha, el descubrimiento de La Zanja y Tantahuatay, por citar algunos ejemplos. Esta ardua e incansable labor la realizó siempre con entusiasmo, experiencia y sabiduría.

Jesús Arias Dávila. Militar retirado. Fue un explorador nato y, como se dice, un «hombre nacido para ser minero». Nacido en Cerro de Pasco, su vida estuvo ligada a la minería. Heredó el cariño hacia esta actividad económica por su padre, Agustín Arias, quien fue un minero español atraído por las riquezas naturales del Perú. Comenzó sus primeras operaciones mineras con la mina San Ignacio de Morococha, en el centro del país. Esta era una mina de zinc fabulosa, que tenía una riqueza en ley de las más altas del mundo, lo que le permitió acceder no solo a otras minas, sino también a invertir en hidroeléctricas. Sin duda, lo más valorable de su vida es que supo transmitirle a sus hijos e hijas ese gran afecto e ímpetu hacia la minería.

Luis Hochschild Plaut. Su principal característica fue su extraordinaria sensibilidad social, que lo llevó a dedicar sus mayores esfuerzos a desarrollar instituciones de calidad en la educación. Una obra que continúa perenne, a pesar del tiempo, y que tiene como firme propósito —sin importar condiciones económicas adversas— formar jóvenes profesionales capaces de enfrentarse con éxito al exigente mercado laboral. No obstante, fue mucho más que un educador: fue un maestro. Esto conjugó magistralmente con su espíritu empresarial, dedicado íntegramente a la minería. Fue un visionario al identificar que la minería necesitaba técnicos de calidad. Por ello, promovió la creación de Tecsup, y más adelante, su familia siguió su legado al priorizar la formación educativa con la fundación de UTEC (Universidad de Ingeniería y Tecnología).

Felipe Thorndike. Fue un empresario nato y su presencia no pasó inadvertida en los círculos empresariales. Desde muy joven tuvo visión para los negocios. En la universidad era conocido como «el empresario», pues contrataba a sus compañeros para que fueran a explorar a la zona de Ganso Azul, en la selva peruana. Fue ingeniero químico, pero destacó en el sector petrolero, así como en la pesquería y la agricultura. Llegó a ser director del diario La Prensa. ‘Don Pipo’, como lo llamaban sus amigos, falleció a los 74 años, cuando se alistaba para ir a visitar Camisea. Era un ferviente defensor del proyecto. Mientras que todos veían el gas natural solo como un sueño, para él, era la clave para el despegue económico del Perú. Y no se equivocó.

Eulogio Fernandini de la Quintana. Nació el 13 de setiembre de 1860, en Ica. A lo largo de su vida demostró de diversas maneras su cariño por el Perú y los peruanos. No sólo dedicó su vida entera a la minería, también se interesó por otras actividades económicas como la ganadería y la agricultura. Contribuyó decididamente en el regreso de Tacna al Perú durante el gobierno de Augusto B. Leguía. Su incursión en la minería se inició en Cerro de Pasco, cuando ingresó a trabajar en las minas de la firma española Gallo Hermanos.

Roberto Letts. Abogado de profesión. Fue uno de los protagonistas de la época de la privatización de la Cerro de Pasco. Durante ese proceso impulsó muchas de las minas pequeñas y que han convertido a minera Volcan en una de las empresas más importantes de zinc del Perú.

Los hermanos Pedro y Mario Brescia. Fueron representantes de uno de los grupos económicos más importantes del Perú. Jugaron un rol trascendental para el crecimiento de la minería nacional al impulsar sus minas como uno de los principales productores de estaño en el mundo. Se caracterizaron por apostar siempre por el desarrollo del país, a pesar de la adversidad. El grupo Brescia y todos sus rubros, son fruto del trabajo de un grupo de hermanos que con disciplina supieron hacerse un lugar en el país y generar progreso para miles de peruanos.

Ernesto Baertl Schütz. Fue presidente de nuestra institución y uno de los artífices de la Ley de Minería en los años cincuenta. El inicio del desarrollo minero moderno se debe a esa ley. A partir de allí, nacieron muchísimas compañías: Toquepala, Marcona, Milpo, Río Pallanga, entre otras. Es sabido que un hombre de minas tiene afán de aventurero, Baertl, a las virtudes de explorador, le sumó otras de un carácter más sublime, como son la fe en el Perú, la constancia y un gran optimismo. A caballo o a pie, recorría los Andes buscando sus secretos mineros. Las tres barretas que conformaban el logo de Milpo representaban a los tres fundadores de la empresa que, por mucho tiempo, fue reconocida como la de mejor tecnología en el país. Una de esas barretas era precisamente Ernesto Baertl Schütz, quien transmitió a su familia la pasión por la minería.

Los hermanos Pedro y Víctor Montori. Tuvieron un importante rol en la vida institucional de la SNMPE. Sus valiosos aportes lograron una mayor promoción de la inversión minera y, gracias a su esfuerzo, el país cuenta hoy con una legislación que fomenta el desarrollo de esta industria, que contribuye al progreso y bienestar de los peruanos.

Estos son solo algunos de los muchísimos nombres de los grandes personajes que han tenido un rol fundamental y que hoy ya no nos acompañan. A estos peruanos visionarios, todo nuestro agradecimiento. Sin ellos la minería moderna peruana no habría llegado a los primeros lugares en el mundo.

Notas más visitadas

Diálogos
02/09/2021

El diálogo como estrategia de gestión y desarrollo

Día del Geólogo peruano
02/09/2021

Protagonistas de la geología peruana

Luis Miguel Castilla
15/09/2021

“La recaudación ha crecido porque el marco tributario de la minería funciona”

Rentabilidad social
16/09/2021

SNMPE: La rentabilidad social forma parte de la cultura empresarial de las compañías mineras