Commodites (23/02/24)

Petróleo 81.69 US $/Barril WTI
Oro 2035.20 US $/ Oz. Tr.
Cobre 8442.00 US $/TM
Plata 22.90 US $/Oz. Tr.
Estaño 25925 US $/TM
Plomo 2083.00 US $/TM
Zinc 2357.00 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 23-02-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.794 3.760 4.783
VENTA 3.799 4.427 5.334

Últimas noticias

Infraestructura hidráulica fue instalada a través de una alianza entre Comisión de Usuarios El Porvenir y proyecto Zafranal

MINEM aprobó 10 proyectos mineros en enero que contribuirán al crecimiento económico del país

MINEM

Lucha contra el dengue en el distrito de Puinahua

Ver todos >

Apurímac: escalando en el INCORE

En las últimas ocho ediciones del INCORE, solo cuatro de las 25 regiones avanzaron más de un puesto en el ranking de competitividad y las seis regiones más destacadas mantuvieron su misma posición.

IPE

Por Fernando Gonzales Tinoco, economista senior del IPE

Desde hace una década, el Índice de Competitividad Regional (INCORE) del Instituto Peruano de Economía (IPE) evalúa el desempeño de las regiones en seis áreas clave: Entorno Económico, Infraestructura, Empleo, Salud, Educación e Instituciones. Un resultado elevado en el INCORE indica que una región tiene las condiciones para mejorar su productividad y la calidad de vida de sus ciudadanos. Al permitir conocer las fortalezas y debilidades de cada región, el INCORE contribuye a la toma de decisiones para impulsar el desarrollo regional.

En las últimas ocho ediciones del INCORE, solo cuatro de las 25 regiones avanzaron más de un puesto en el ranking de competitividad y las seis regiones más destacadas mantuvieron su misma posición. Esto demuestra que las mejoras significativas en competitividad regional son un esfuerzo de largo aliento. Es indudable que todas las regiones han avanzado en términos absolutos, pero en muchos casos esto no ha sido suficiente para lograr saltos en su puesto en competitividad.

Entre los casos de éxito, destaca Apurímac que logró avanzar cinco posiciones entre el INCORE 2015 y 2022, del puesto 20 al 15. ¿Cómo lo hizo?

El inicio de operaciones del proyecto minero Las Bambas, a fines del 2016, marcó un punto de quiebre en la dinámica de la región, al permitir triplicar su producción promedio por habitante entre los periodos 2012-2015 vs 2016-2019. La gran inversión movilizada por este proyecto fue clave para mejorar la capacidad de gasto real de los hogares y el acceso al crédito. En esa línea, la pobreza cayó de 43% en el 2014 a 28% en el 2021. Asimismo, se registraron mejoras importantes en conectividad. El acceso a internet en los hogares aumentó del 29% en el 2014 al 66% en el 2021 —el mayor incremento del país— y las carreteras departamentales afirmadas se extendieron de 480 km a 1,250 km en el mismo periodo.

No obstante, la región aún mantiene brechas significativas en salud. Por ejemplo, la anemia en menores de tres años casi no se redujo entre el 2014 (53%) y el 2021 (51%); mientras que la desnutrición crónica aún afecta a uno de cada cinco niños, perjudicando su desarrollo físico y cognitivo a lo largo de toda su vida. El cierre de estas brechas sociales requiere, entre otros aspectos, un adecuado uso de los recursos del canon y las regalías mineras, que para Apurímac ascendieron a un promedio anual de S/ 340 millones entre el 2017 y 2022.

Para ello, el INCORE puede ayudar a extraer lecciones y replicar experiencias positivas. Por ejemplo, en Cajamarca —donde la tasa de anemia se redujo de 49% en el 2014 a 33% en el 2021— fue importante el incremento de los establecimientos de salud de primera línea y campañas de información focalizadas en las provincias más rezagadas.

El análisis de las regiones que más avanzaron muestra la importancia del desarrollo de proyectos de inversión privada y la implementación de políticas públicas bien focalizadas. Esto requiere de un Estado que asegure las condiciones para atraer inversión privada y que ejecute sus recursos de manera eficiente.