Commodites (19/04/24)

Petróleo 87.27 US $/Barril WTI
Oro 2390.60 US $/ Oz. Tr.
Cobre 9615.00 US $/TM
Plata 28.52 US $/Oz. Tr.
Estaño 33975 US $/TM
Plomo 2153.00 US $/TM
Zinc 2812.00 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 18-04-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.735 3.836 4.689
VENTA 3.744 4.338 5.210

Últimas noticias

Marcobre recibe certificación The Copper Mark por sus buenas prácticas en sostenibilidad

Mina Justa

Ensa y Universidad Nacional «Pedro Ruiz Gallo» firman convenio marco en beneficio de comunidad universitaria y población

Día de la Tierra: reflexionemos sobre el cuidado del planeta

Ver todos >

Automatización e innovación en la primera mina digital del Perú

Quellaveco es la primera mina digital del Perú y planea ser un modelo para seguir. Cuenta con la automatización de sus procesos y le brinda valor importante a la data: toman decisiones basándose en la información que ellos mismos generan mediante la tecnología.

Cynthia Lozano

Quellaveco es la primera mina digital del Perú. Mediante sistemas innovadores y tecnología, Anglo American —su operador— ha conseguido que los involucrados en la toma de decisiones tengan mayor cantidad de datos disponibles para hacer su trabajo e incluso pronosticar el futuro para prevenir cualquier incidente. La mina está automatizada y minimiza los riesgos a partir de una nueva forma de hacer minería. Cynthya Lozano, superintendente del Centro Integrado de Operaciones (CIO) de Quellaveco, el cerebro informático de la mina moqueguana, brindó alcances sobre las novedades que trae esta tecnología.

“Quellaveco es un proyecto de tajo abierto que produce concentrados de cobre y molibdeno. Es también una mina digital, automatizada, con una alta capacidad para generar datos. La producción se inició el año pasado y, desde entonces, la cadena integrada produce una gran cantidad de datos que nos permite tomar mejores decisiones”, señala. 

Quellaveco nació, además, con una flota de 28 camiones inteligentes, automatizados al 100%, y opera seis perforadoras autónomas, que son las que colocan los explosivos para el minado. Toda la operación se monitorea mediante sistemas digitales, desde la perforación hasta el embarque del concentrado. Este monitoreo digital produce una cantidad importante de datos que sirven para resolver problemas, predecirlos y actuar.

Cuenta, además, con procesos innovadores como el flotador de partículas gruesas o CPF, por sus siglas en inglés. Es decir, “de lo que usualmente termina en el proceso de flotación, nosotros recuperamos más cobre, pero sin usar más agua”, dice Lozano. Además, usan energía renovable que optimiza sus procesos y que proviene de la central eólica de Punta Lomitas, en Ica. 

Todo ese ecosistema convierte a Quellaveco en una mina digital, orientada por su estrategia FutureSmart Minning, que está alineada con ser una mina sustentable, del futuro, pero trabajando desde hoy. Su objetivo es ser carbono neutrales en el 2040 y contar con una mina que recupere más cobre sin usar mayor cantidad de agua. Asimismo, busca implementar nuevos procesos para hacer que la mina sea inteligente y, con ello, tener más eficiencia. “Hoy estamos en el proceso de diseño de nuevas tecnologías a partir de la data recopilada en este año”, afirma Lozano.

El Centro Integrado de Operaciones (CIO) es un símil del cerebro humano dentro de la operación de la mina, pues capta la información de todo el entorno, consolida los datos y los procesa para que sean útiles a través de una plataforma de analítica avanzada. Genera reportes que pueden ser evaluados y, con ellos, se toman decisiones. También se ejecutan procesos de forma automatizada. “Lo más importante es la filosofía con la que opera este centro. Trasciende una gestión del cambio, puesto que se debe coordinar entre varias áreas para llegar a un objetivo común en mina y planta, entre otros. 

De otro lado, la mina cuenta con drones que mapean las operaciones. Los drones pueden hacer modelamientos 3D y crear formatos digitales para medir la eficiencia de la maquinaria. Del mismo modo, cuentan con los llamados “gemelos digitales”, simulaciones de la realidad que ayudaron en la transición del proyecto a la operación, y que optimizan los tiempos de ejecución de tareas. Esta herramienta también sirve para el entrenamiento del personal. 

La tecnología también ha brindado mayor seguridad a sus operaciones mineras. “Impide que las personas estén en la línea de fuego (operaciones de sumo riesgo). Todo se observa mediante la tecnología y la automatización de las máquinas. Nos brinda eficiencia, pero también nos mantiene mucho más seguros en la operación directa. Asimismo, nos permite prevenir comportamientos que podrían ser perjudiciales”, asevera Vidal Pinto, superintendente de mantenimiento de Quellaveco. 

Para que estos sistemas operen correctamente se tuvo que capacitar a todo el personal, desde gerentes hasta operadores, y se gestionó el trascendental cambio que significó la aplicación de estas nuevas tecnologías. “Hubo un cambio en los objetivos, puesto que ahora se trabaja bajo un objetivo común; también en la interacción entre áreas, siempre teniendo en cuenta que la optimización es el camino que seguir para tener mayor eficiencia”, comentó Lozano. 

Automatización en otras empresas

Tras la ponencia sobre Quellaveco, Alan Sablich, gerente de División de Marketing y Negocios Digitales de Ferreyros, lideró una mesa de diálogo sobre innovación en otras empresas. 

Fernando Armas, vicepresidente de minería en Ferreyros, señaló que “para Ferreyros es un orgullo formar parte del proyecto Quellaveco. Se inició en el 2018 y fijamos un futuro sobre la optimización. Ahora estamos trabajando con camiones Caterpillar que son 100% autónomos. En el mundo hay 580 camiones corriendo de forma autónoma y el número que tenemos en el Perú no es menor”. Para Armas esta tecnología debe seguir incorporándose en las operaciones de otras minas. 

Asimismo, Miguel García, coordinador de innovación y gestión del cambio en Electrodunas, indicó que ellos ven a la automatización “como una oportunidad muy grande para mejorar nuestra gestión y mejorar la calidad del servicio. Llevar energía a cualquier lado de la región es llevar desarrollo”. La empresa también opera un centro de control que le permite ver en tiempo real lo que ocurre en su concesión eléctrica y evaluar el rendimiento para evitar contingencias con los voltajes o prevenir incidencias. “Usamos la tecnología para proteger mucho más a nuestros colaboradores”, finalizó.