Commodites (10/07/24)

Petróleo 85.47 US $/Barril WTI
Oro 2378.80 US $/ Oz. Tr.
Cobre 9761.50 US $/TM
Plata 30.90 US $/Oz. Tr.
Estaño 34275 US $/TM
Plomo 2154.00 US $/TM
Zinc 2871.50 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 11-07-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.766 3.976 4.845
VENTA 3.771 4.130 5.016

Últimas noticias

Minería: crece la inversión en nuevas tecnologías

SNMPE: EITI Perú contribuye al fortalecimiento de la gobernanza y confianza en base a la transparencia sobre los aportes del sector minero energético

EITI

Terpel inicia trabajos para cambiar su matriz energética y apunta a ser carbono neutral en el 2025

Terpel
Ver todos >

Personas, planificación y presupuesto: claves para una gestión social más eficaz en minería

En minería, los retos y desafíos están presentes sobre todo en el área social. Debemos pensar que el desempeño social es un área técnica que tiene un rol muy importante dentro de la compañía

CREDITO CER

En un contexto de desafíos globales crecientes, cuyos impactos se agudizan debido a la desigualdad, es necesario de que las empresas mineras establezcan una gestión social más efectiva y transversal dentro de la industria. Sarah Mackenzie, gerente senior de Investigación y Transferencia de Conocimiento del Centro de Responsabilidad Social en Minería de la Universidad de Queensland, de Australia, visitó al Comité de Asuntos Sociales de la SNMPE para compartir su visión sobre este tema.

“En minería, los retos y desafíos están presentes sobre todo en el área social. Debemos pensar que el desempeño social es un área técnica que tiene un rol muy importante dentro de la compañía”, aseveró Mackenzie.

Impulsores del desempeño social

“A diferencia de hace una década, el sector minero cuenta hoy con estándares internacionales que son impulsores constantes del desarrollo, pues buscan garantizar que las operaciones mineras cumplan con normas éticas y de sostenibilidad a nivel global”, comentó la especialista. Además, las leyes y regulaciones nacionales desempeñan también un papel importante, pues abordan temas como los Derechos Humanos y la protección del ambiente.

Por su parte, las comunidades locales esperan ser involucradas en la toma de decisiones que afectan a sus territorios, buscando no solo beneficios económicos, sino también una participación más significativa. En este ámbito, los cambios sociales y tecnológicos están transformando la comunicación y la conectividad en las comunidades y entre ellas, lo que tiene que ser considerado por las empresas.

Brechas existentes

Mackenzie comentó que una de las brechas que ha identificado el Centro de Responsabilidad Social en Minería proviene del “enfoque de riesgos” con el que las mineras se aproximan a los temas sociales y a la relación con las comunidades. Esta perspectiva, que busca identificar, cuantificar, responder y vigilar las consecuencias de eventos potenciales, las puede llevar a una escasa comprensión de las dinámicas sociales y a la ausencia de medidas preventivas. Además, el concepto de obtener una “licencia social para operar” puede limitar la percepción de la relación entre la empresa y la comunidad, perdiendo de vista la importancia de trabajar en una colaboración más amplia y sostenible.

Otro punto importante destacado por la experta es la confusión que existe entre relaciones comunitarias y relaciones públicas, pues esta puede llevar a que las empresas centren en la gestión de su reputación en lugar de comprender y abordar los problemas reales que afectan a las comunidades locales. “Las relaciones públicas protegen la reputación de la compañía, pero las relaciones comunitarias significan conocer el contexto y entenderlo”, aseveró.

Además, advirtió sobre los riesgos de subestimar el valor de las iniciativas sociales y utilizarlas como un servicio para calmar enfrentamientos con las comunidades o de manejar la inversión social para compensar alguna afectación. De igual manera, la falta de especialización y conocimiento en los temas sociales y culturales específicos de las áreas en donde operan pueden limitar la capacidad de abordar adecuadamente los desafíos sociales que existen.

Bases para un desempeño social más eficaz

Según Mackenzie, para lograr una gestión social más efectiva y responsable es importante establecer una organización adecuada dentro de las empresas mineras.

Para ello, es necesario contar con equipos altamente capacitados que posean un profundo entendimiento del contexto local y de las dinámicas comunitarias. Estos equipos, asegura, desempeñan un papel esencial al colaborar en la toma de decisiones y en la planificación estratégica de las mineras.

De igual manera, sostiene, es fundamental asignar recursos financieros de manera proporcional a los desafíos y cambios que se presentan a lo largo del ciclo de vida de una mina. La agilidad y la capacidad de reacción ante situaciones cambiantes son igualmente esenciales para garantizar una gestión eficiente en el ámbito del desarrollo social. “Debemos tener la capacidad de reflexionar sobre lo que podría pasar e incluso reconocer los desafíos [que vienen] del pasado, de los cuales nadie habla, pero que pueden volver a surgir. Necesitamos estar preparados para poder reaccionar a lo que suceda”, finalizó Mackenzie.