Commodites (10/04/24)

Petróleo 90.49 US $/Barril WTI
Oro 2327.80 US $/ Oz. Tr.
Cobre 9360.00 US $/TM
Plata 27.84 US $/Oz. Tr.
Estaño 30585 US $/TM
Plomo 2119.50 US $/TM
Zinc 2660.00 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 10-04-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.701 3.647 4.633
VENTA 3.710 4.337 5.005

Últimas noticias

Actualización de tarifas eléctricas en el mes de abril 2024

Osinergmin

Pasco: AMSAC presentó el Plan de Cierre Ambiental de la Relavera Quiulacocha

AMSAC Plan de cierre Quiulacocha

MINEM: Más de 30 mil familias contarán con luz en sus hogares con programa Electricidad al Toque

Electricidad Al Toque
Ver todos >

Juan Miguel Cayo: “La diversificación y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional contribuyó a que la coyuntura pudiera ser superada”

Desde Adentro conversó con el gerente general de Fenix Power y presidente del Comité Sectorial de Electricidad de la SNMPE, para hacer un balance del año 2023 e identificar los desafíos para este 2024 en su sector.

Juan Miguel Cayo

Desde Adentro conversó con el gerente general de Fenix Power y presidente del Comité Sectorial de Electricidad de la SNMPE, para hacer un balance del año 2023 e identificar los desafíos para este 2024 en su sector.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos enfrentados por el sector eléctrico en 2023 y cómo fueron superados?

El 2023 estuvo lleno de desafíos y retos para las empresas del sector eléctrico integrantes de la SNMPE, los cuales fueron abordados en su mayoría dentro del gremio. El sector enfrentó retos ligados a diversas propuestas regulatorias (impulsadas desde el Ejecutivo y el Congreso de la República), las mismas que recibieron los aportes siempre técnicos por parte del gremio. En los primeros meses del año 2023, surgieron desafíos vinculados a aspectos climatológicos, que permitieron desplegar, como sector, los planes de contingencia frente a los desastres de gran magnitud a consecuencia de las intensas precipitaciones pluviales producto del Ciclón Yaku. En estas circunstancias, las empresas se enfocaron en tomar medidas orientadas a garantizar la continuidad del suministro regular de energía eléctrica en un contexto de emergencia, destinando todos sus recursos a la atención oportuna del servicio público de electricidad.

Otro hecho a relevar y que evidencia los contrastes climatológicos que tuvo que soportar el país fue la situación de estrés hídrico, que limitó la generación hidroeléctrica, incrementando el uso de fuentes térmicas para la generación, como es el gas natural y el diésel a lo largo de buena parte del 2023. Ello se vio reflejado en altos costos marginales de electricidad en el mercado de corto plazo (spot). Esto, sin embargo, no afectó las tarifas que pagan los usuarios regulados, los cuales están protegidos en atención al marco regulatorio vigente ya que sus tarifas reflejan los precios de los contratos de largo plazo producto de las licitaciones realizadas por las empresas distribuidoras en el pasado. La diversificación y seguridad del sistema eléctrico nacional coadyuvó a que esta coyuntura pudiera ser superada, garantizando en todo momento el abastecimiento de electricidad a la población y a las industrias.

¿Cuáles considera que han sido los logros más destacados del sector eléctrico durante el 2023? ¿Existen proyectos específicos o iniciativas que le gustaría resaltar como ejemplos de éxito en el último año?

Para el sector eléctrico, el año 2023 evidenció de manera positiva una considerable recuperación en el ritmo de adjudicaciones a cargo de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) al haberse adjudicado 10 proyectos eléctricos del Plan de Transmisión 2021-2030, con una inversión total estimada de US$ 1,379 millones. Asimismo, en el subsector generación han entrado en operación importantes proyectos en base a generación renovable, tales como el Sistema de Almacenamiento de Energía con Baterías (Chilca-BESS) o la Central Eólica Punta Lomitas. También es oportuno y de prioridad relevar la necesidad de que las autoridades tomen acciones inmediatas a fin de seguir dinamizando el ritmo de concesiones, considerando que, según lo comunicado por ProInversión, para este año se alista una programación de cuatro nuevos grupos de transmisión eléctrica que corresponden al Plan de Transmisión 2023-2032, por un monto estimado de US$ 900 millones.

En el contexto de la transición energética ¿cómo ha evolucionado la participación de energías renovables en el sector eléctrico?

La participación es cada vez más importante. A la fecha, la mayoría de empresas del sector ha incorporado en su portafolio el desarrollo de proyectos en base a este tipo de energías. Sin perjuicio de ello, no se debe perder de vista que la generación en base a energías renovables y sobre todo la transición energética son temas que forman parte de la agenda del sector y que requieren la toma de decisiones, no solo del Poder Ejecutivo sino también de las empresas que se desarrollan en el mercado eléctrico, lo cual representa un reto para el sector, ya que se deben establecer las condiciones para el desarrollo de las energías renovables y su convivencia con la generación existente. 

En este último punto quiero ser enfático: la transición energética, para que sea sana y sostenible, requiere de la introducción de energías renovables no convencionales, pero también requiere contar con un parque de generación convencional térmico a gas natural que sea capaz de responder adecuadamente para suplir la intermitencia natural de estas fuentes variables de generación. Mientras el almacenamiento de energía en volúmenes importantes no sea económicamente viable, el “almacenamiento” o “respaldo” natural del sistema peruano son sus plantas térmicas a gas natural. El cómo coexistan adecuadamente las nuevas plantas renovables y las plantas convencionales son un factor clave para lograr una transición energética sana y que realmente beneficie a todos en el mediano y largo plazo.

¿Se vislumbran cambios regulatorios importantes que puedan impactar en el futuro del sector eléctrico?

El sector eléctrico no está exento de cambios regulatorios o intentos de cambios propuestos por diversos actores. A modo de ejemplo, se viene impulsado la modificación de la Ley N.° 28832, la cual contiene importantes cambios en la operatividad del sector y en la forma en que se licitarán los contratos para el mercado regulado. Sin embargo, como lo hemos señalado, ese dictamen aprobado debería ser mejorado para evitar que se generen problemas en otras partes del sistema. Recordemos que el sistema eléctrico es un engranaje muy complejo y cambiar piezas en una parte del sistema a menudo afecta a otras partes de este. Debemos ser enfáticos en señalar que toda mejora regulatoria que necesite el sector debe darse dentro de una óptica netamente técnica y escuchando a los agentes en su totalidad, para así evitar impactos negativos en el futuro del sector.

Asimismo, otro aspecto relevante es el referido a la nueva propuesta de revisión y cálculo de la Tasa de Actualización por parte del Osinergmin. Como ocurriera en el 2018, el regulador ha vuelto a adjudicar una consultoría para que realice la revisión y cálculo de la Tasa de Actualización para el sector eléctrico, cuya eventual reducción generaría un gran impacto en los ingresos regulados, principalmente en los subsectores de transmisión y distribución. Nosotros como sector, ya le hemos expresado formalmente al regulador nuestra preocupación respecto de este nuevo intento de revisión y cálculo de la Tasa de Actualización, sin sopesar adecuadamente el panorama económico nacional e internacional, entre otros factores.  

¿Cuáles son los proyectos más prometedores que se esperan para el próximo año en el ámbito eléctrico?

Será de suma importancia el rol que cumpla ProInversión el próximo año respecto a la programación para la adjudicación de cuatro nuevos grupos de transmisión eléctrica que corresponden al Plan de Transmisión 2023-2032, por un monto estimado de US$ 900 millones. No se debe perder el ritmo logrado en el 2023 y, sobre todo, no se debe permitir que retrasos en la ejecución del Plan de Transmisión se conviertan en un cuello de botella para el desarrollo del parque de generación o para el crecimiento de los proyectos de demanda. Asimismo, esperamos que los proyectos renovables se sigan desarrollando a lo largo del año, con algunos de ellos ingresando en operación en el 2024. 

¿Qué desafíos quedan pendientes?

Los principales desafíos del sector eléctrico son: uno, llevar electricidad al millón de peruanos que hoy no cuenta con ella; dos, continuar con la diversificación de la matriz energética aprovechando los recursos renovables del país en favor de todos los peruanos; tres, modernizar las redes para mejorar la calidad del servicio eléctrico permitiendo el desarrollo de nuevas actividades económicas; y cuatro, promover una transición energética ordenada y sana con el objetivo de lograr un sistema más confiable, más flexible y más competitivo.