Commodites (10/07/24)

Petróleo 85.47 US $/Barril WTI
Oro 2378.80 US $/ Oz. Tr.
Cobre 9761.50 US $/TM
Plata 30.90 US $/Oz. Tr.
Estaño 34275 US $/TM
Plomo 2154.00 US $/TM
Zinc 2871.50 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 11-07-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.766 3.976 4.845
VENTA 3.771 4.130 5.016

Últimas noticias

Minería: crece la inversión en nuevas tecnologías

SNMPE: EITI Perú contribuye al fortalecimiento de la gobernanza y confianza en base a la transparencia sobre los aportes del sector minero energético

EITI

Terpel inicia trabajos para cambiar su matriz energética y apunta a ser carbono neutral en el 2025

Terpel
Ver todos >

Carlos Paredes: “Es hora de coordinar y de fomentar la inversión y el aumento de la producción”

El especialista considera que en la Selva es necesario que el Gobierno garantice la paz y el orden en los distritos petroleros, apoyando y velando por los acuerdos sociales”

Carlos Paredes

El expresidente de Petroperú y gerente general de Intelfin Estudios y Consultoría considera que hay cuatro regiones relevantes para el sector upstream de hidrocarburos: Talara y alrededores; zócalo marino; Selva norte y centro; y Camisea. Aquí su análisis del 2023 y sus perspectivas para el 2024 de este importante sector.

¿Qué balance puede hacer del sector hidrocarburos en el 2023?
En Talara se mantuvo el statu quo, es decir, la declinación progresiva de la producción (-10% anual); ahora produce menos de 20,000 bpd. Esto puede empeorar con la última fase de las concesiones existentes (en que las empresas no invierten porque ya no existe periodo de recupero) y con la entrada de Petroperú a algunos de estos lotes, empresa que no tiene capital necesario para perforar pozos nuevos y hacer los workovers que son necesarios.

En el zócalo marino, el único lote productor pasó a manos de Petroperú, con lo que la producción continuará declinando (hoy no llega a los 5,000 bpd). La buena noticia es que Anadarko sigue planeando hacer sísmica en sus lotes frente a Lambayeque y La Libertad. Ojalá se produzca un descubrimiento importante.

Mientras que, en la selva norte y centro, PetroTal —en el Lote 95— ha logrado consolidarse como el mayor productor de petróleo en el Perú, a pesar de los problemas que plantea la parálisis del Oleoducto Nor Peruano (ONP), para la expansión de su producción. En este sentido, la captura de la banda criminal que atacaba al ONP es una muy buena noticia. PetroTal ha venido exportando crudo vía Brasil y ahora está analizando también usar el Oleoducto de Crudo Pesado del Ecuador. Ojalá puedan usar el ONP y expandir su producción. La entrada de Altamesa a operar el Lote 192 debería incrementar la producción en la Selva y generar mayor volumen de transporte para el ONP, con lo que se reducirían las pérdidas que la operación de este activo implica para Petroperú.

En la Región de Camisea, Pluspetrol maneja el campo gasífero sin mayores problemas y esto ayuda a sostener la matriz energética del país. El problema que tenemos es la falta de exploración de gas natural. Se nos puede pasar “la misa de una”. Con el abaratamiento y expansión de las energías renovables —que es muy positivo— nos vamos a quedar con los hidrocarburos en el subsuelo para siempre, en vez de explotarlos cuando aún tienen valor en el mercado.

¿Qué considera que fue lo más positivo en este balance del 2023?
La consolidación de PetroTal en el Lote 95. No solo en materia productiva, sino en materia de acuerdos sociales: la creación del Fondo de Desarrollo Social, con el 2.5% del valor de la producción fiscalizada, y la reciente modificación de la Ley del Canon Petrolero de Loreto deberían contribuir a la paz y progreso social. PetroTal cree que podría hacer otros descubrimientos similares al Campo Bretaña y expandir significativamente su producción. Con la licencia social que estaría asegurándose, y la puesta en operación permanente del ONP, esta empresa puede cambiar la historia declinante del petróleo en el Perú.

Por otro lado, el regreso a operación del Lote 192 debe contribuir a una mayor producción en la selva. El tener varios operadores privados importantes puede generar una masa crítica mínima que le dé estabilidad y sostenibilidad a la actividad.

Para el 2024, ¿qué desafíos se vienen para el sector hidrocarburos?
En Talara se debe atraer empresas con experiencia y capacidad financiera para que logren aumentar la producción de la zona, siguiendo el ejemplo de Texas que nuevamente lidera la producción en EE.UU.

En el zócalo marino, la operación segura del Lote Z-69 por parte de Petroperú debe fortalecerse con la participación de empresas con experiencia offshore. También se debe incentivar a que Anadarko perfore pozos exploratorios mediante una revisión de las condiciones contractuales.

En la selva es necesario que el Gobierno garantice la paz y el orden en los distritos petroleros, apoyando y velando por los acuerdos sociales a los que se han llegado (Fondo 2.5%) y garantizando la operación normal del ONP.

Asimismo, en Camisea, se debe definir una estrategia coordinada con posibles inversionistas para incrementar el volumen de producción actual y fomentar la exploración gasífera.

¿Qué se debería hacer para poner en valor los lotes petroleros de la selva?
Hay que apoyar a las empresas para que puedan operar libres de chantajes, en un entorno de paz y orden. El Fondo 2.5% (que puede expandirse a otros lotes), la modificación a la Ley del canon, junto con la Ley de cierre de brechas, pueden juntos asegurar los recursos necesarios para que las comunidades en el área de influencia petrolera se beneficien de la actividad de hidrocarburos. Hay grupos y mafias que siguen tratando de controlar el dinero, y allí es donde el Gobierno tiene que apoyar, sobre todo, ahora que habrá muchos más recursos.

¿Considera positiva la labor de Perúpetro? ¿En qué podría mejorar su gestión?
La función de Perúpetro es la de promover la inversión en hidrocarburos y fiscalizar los contratos firmados. Durante el 2023, perdió el rumbo y se dedicó a promover la entrega “temporal” de lotes a Petroperú, lo que es inconsistente con el aumento de la inversión y de la producción. Han generado desconfianza entre los inversionistas privados. Ese es el principal resultado.

La refinería de Talara empezó a funcionar, pero con algunos problemas. ¿Cree que tendrá un buen 2024?
Esos problemas no son inusuales en el inicio de operaciones. La refinería de Talara debiera de funcionar bien una vez se complete el periodo de pruebas. Por lo tanto, en el 2024 la Nueva Refinería de Talara (NRT) debiera de funcionar al 100% e, idealmente, utilizando el máximo de petróleo peruano. Para esto, el ONP debería de funcionar sin problemas y sin sabotajes, de manera de reducir significativamente el tiempo que demora transportar petróleo de la selva a Bayóvar. Hay que desarrollar mecanismos para que los productores puedan monetizar su crudo en menos de tres meses. Eso ayudaría mejorar el flujo de caja de las empresas para que puedan invertir aún más. Ojalá que la NRT pueda llegar a procesar 95,000 bpd de petróleo peruano.

Petroperú ha sufrido malas gestiones en los últimos años. ¿Aún es posible recuperarlo o se debe analizar la opción que ingrese capitales privados?
Históricamente, las empresas privadas funcionan mejor que las de capital mixto, mientras que la de capital mixto funcionan mucho mejor que las 100% estatales. Yo creo que sería un gran logro que ingresen capitales privados a la empresa. Pero para que eso suceda, Petroperú tiene que primero transformar su gobierno corporativo y demostrar que la NRT está operando al 100% y sin problemas.

Finalmente, ¿qué se necesita para generar mayor inversión y producción?
Se requiere de una visión de largo plazo compartida en el sector. Desgraciadamente, desde el sector público —incluyendo al MINEM, Perúpetro y Petroperú— las señales que se han dado no son buenas y generan incertidumbre y desconfianza. Es hora de coordinar y de fomentar la inversión y el aumento de la producción.