Commodites (10/04/24)

Petróleo 90.49 US $/Barril WTI
Oro 2327.80 US $/ Oz. Tr.
Cobre 9360.00 US $/TM
Plata 27.84 US $/Oz. Tr.
Estaño 30585 US $/TM
Plomo 2119.50 US $/TM
Zinc 2660.00 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 10-04-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.701 3.647 4.633
VENTA 3.710 4.337 5.005

Últimas noticias

Moody’s destaca posición financiera de Consorcio Transmantaro

ISA CTM

Antapaccay logra hito en parada mayor de su planta

Antapaccay

Producción del sector de Minería e Hidrocarburos se incrementó en 15,94%

Ver todos >

El legado de José Miguel Morales Dasso: liderazgo, institucionalidad y educación

Tras su reciente fallecimiento, el reconocido empresario y fundador de Empresarios por la Educación, deja un importante legado a lo largo de su vasta trayectoria profesional, siempre en favor del desarrollo del país y de sus ciudadanos.

José Miguel Morales Dasso

Su abuelo, Raymundo Morales, fue uno de los cinco fundadores de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Desde allí, José Miguel Morales tuvo la inspiración de trabajar en pro de la educación y de la importancia de esta para salir de la pobreza, además del trabajo ético que tiene que transmitirse de generación en generación. Era un convencido de que la minería es el sector que puede aportar más al desarrollo del país y se dedicó también a la agroexportación como otro motor de la economía.

«Siempre he querido mejorar mi país. Por eso vi en la minería todo el potencial de transformar la pobreza en progreso»

Líder empresarial y gremial

Luego de realizar sus estudios de Derecho en la PUCP y hacer una maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Stanford, ingresó a Compañía de Minas Buenaventura, a los 24 años, donde se mantuvo por cinco décadas. En su trayectoria fue abogado principal de la compañía desde 1970 y consejero general desde 1993 hasta el 2012, cuando pasó a ser uno de los directores de la minera.

En una entrevista que concedió a Desde Adentro en el 2022, dialogando sobre el tema educativo, destacó el apoyo que Buenaventura realiza desde los años 90 a la Universidad para el Desarrollo Andino (UDEA), ubicada en la ciudad de Lircay, provincia de Angaraes, en Huancavelica. Es la única universidad donde las clases se dictan en quechua, algo que hacen por convicción junto con los hermanos Roque y Raúl Benavides.

Entre 1986 y 1989 Morales presidió el Instituto de Derecho de Minería, Petróleo y Energía, entidad creada a raíz de la dación del Código de Minería de 1950 con la finalidad de propugnar el desarrollo y trabajar por el fomento y orientación legal de las actividades minero energéticas. Previamente, había integrado la comisión que redactó la Ley General de Minería en 1980 y su posterior modificatoria en 1992.

Entre los años 2001 y 2004 fue vicepresidente, primero, y presidente de la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Uno de sus principales recuerdos de esa época fue encontrar un libro escolar de su nieto que decía: “La mina contamina”, algo que lo alarmó. De inmediato, reunió a periodistas y bibliotecarios que revisaban los textos escolares para invitarlos a las minas subterráneas, de tajo abierto, a un pozo de petróleo en la selva, en la costa y el mar, y a las centrales eléctricas e hidroeléctricas. Todo ello para que se dieran cuenta que lo que estaban diciendo en esos libros no era la verdad y conocieran de primera mano como se realizaban dichas actividades. De esta manera, empezó a involucrarse con el sector educativo, enseñando y comunicando lo que hace el sector minero peruano.

Luego de ese periodo fue designado para presidir la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP), entre 2005 y 2007, impulsó el tema de la educación y logró mucho apoyo de diversos sectores en la búsqueda de consensos para la búsqueda de mejores políticas públicas.

Al asumir este cargo, Morales hizo hincapié en la necesidad de que los partidos políticos peruanos, cualquiera sea su orientación e ideología, desarrollen y apliquen una agenda de trabajo que rija al Perú durante los próximos 20 años. “Estamos pidiendo a la clase política que establezca un pacto sobre tres puntos: fortalecer la democracia, buscar una estabilidad jurídica, política, social y económica, e institucionalizar el diálogo para resolver los problemas nacionales entre todos”, comentó.

Para él, se necesitaba que la política cree también las condiciones necesarias para que lleguen las inversiones al Perú, ratificando la voluntad de los empresarios de seguir apostando por el desarrollo del país, “a fin de contribuir en la consolidación del crecimiento económico y, por ende, al bienestar de todos los peruanos en un marco de paz social”.

Asimismo, fue presidente del Directorio de la Sociedad Minera El Brocal, director de Minera Yanacocha, director en Pacífico Seguros, socio senior de García Sayán Abogados y fue parte de la Foundation for Natural Resources and Energy Law, entre otras.
En los años 2010 y 2012 fue presidente del Comité Organizador del Simposium del Oro, hoy Simposio-Encuentro Internacional de Minería.

Desde 1997 Morales también estuvo ligado a la agricultura, a través de Agrícola Don Fermín, en Chincha (Ica). Y ambicionaba que el fundo que hoy tiene una extensión de 200 hectáreas dedicado a la producción de mandarina y palta, fuera una de las mejores empresas de cítricos y paltos del país.

Reconocimientos

Morales fundó Empresarios por la Educación en el 2007, desarrollando programas de capacitación a favor de 90 mil maestros del país y de 1.8 millones de alumnos en 23 regiones, especialmente en la sierra y en la costa peruana, lugares donde realmente se necesitaba ayuda.

Ese mismo año, fue nombrado exalumno distinguido de la PUCP por la Asociación de Egresados y Graduados de esa casa de estudios y recibió la Orden del Trabajo en el grado de “Gran Oficial”, por parte del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo por “colaborar en la solución de problemas laborales, logrando acuerdos justos que beneficiaban a los actores sociolaborales”.

Recibió las Palmas Magisteriales, en el grado de “Amauta”, en 2011. Además, obtuvo el Premio IPAE en 2013 por su contribución al mejoramiento de la educación pública nacional, especialmente en zonas rurales.

En los últimos 15 años fue reconocido a nivel regional y global por el prestigioso directorio legal Chambers and Partners por su destacada participación e influencia en el rubro minero.

De esta manera, Morales dedicó su vida al desarrollo del país, a través de la minería y la educación, ya que era un convencido que el sector minero puede aportar mucho a la educación de todos los peruanos, especialmente los de menores recursos.

Nos quedamos con una de sus frases que dio en una entrevista al diario Gestión en el año 2013, tras su paso por la presidencia de CONFIEP: “Siempre he querido mejorar mi país. Por eso vi en la minería todo el potencial de transformar la pobreza en progreso”.