Commodites (10/04/24)

Petróleo 90.49 US $/Barril WTI
Oro 2327.80 US $/ Oz. Tr.
Cobre 9360.00 US $/TM
Plata 27.84 US $/Oz. Tr.
Estaño 30585 US $/TM
Plomo 2119.50 US $/TM
Zinc 2660.00 US $/TM
TIPO DE CAMBIO AL DÍA DE: 10-04-2024
MONEDA DÓLAR EURO L. ESTERLINA
COMPRA 3.701 3.647 4.633
VENTA 3.710 4.337 5.005

Últimas noticias

MINEM: Inversiones mineras registran incremento y suman US$ 646 millones en primer bimestre de 2024

MINEM inversiones mineras

Perú presentará en evento mundial sus avances hacia el modelo de economía circular

Electrocentro invertirá 139 millones en proyectos eléctricos para 5 regiones del centro de país

Electrocentro inversión
Ver todos >

Arturo Vásquez: “Sin licitaciones competitivas, la producción de hidrocarburos declinará, afectando la economía regional”

Arturo Vásquez, ex Viceministro de Energía, sobre cómo las licitaciones competitivas por los lotes de hidrocarburos pueden resolver la necesidad de inversiones de este sector en el Perú y sus impresiones respecto de la reciente convocatoria a concurso por el Lote X, de Talara.

Arturo Vásquez

Hace unos días, Arturo Vásquez Cordano, director de Investigación de Gêrens Escuela de Postgrado y exviceministro de Energía del MINEM, presentó el estudio “Análisis del impacto del sector hidrocarburos en la economía peruana”, en un evento organizado por la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE). Tras su presentación, Desde Adentro lo abordó para conocer las oportunidades que surgen de las licitaciones internacionales competitivas de hidrocarburos, que pueden ayudar a resolver la necesidad de inversiones que tiene este sector en el país. Con ello, se dio tiempo para analizar las experiencias de países vecinos y otros líderes mundiales en producción de petróleo y gas natural.

En su presentación en la SNMPE menciona las experiencias de Colombia, Argentina, México y Brasil. De estos países, ¿cuál considera un mejor modelo para replicar y por qué razones?

Los cuatros países analizados han desplegado con éxito en los últimos años una política de promoción activa para atraer inversiones a través del mecanismo de licitaciones, con el objetivo de asignar áreas con potencial hidrocarburífero de manera eficiente. Asimismo, esta política tiene como propósito impulsar la exploración a través de la perforación de una mayor cantidad de pozos de exploración y desarrollo para incrementar las reservas de hidrocarburos y sostener la producción de petróleo y gas natural a lo largo del tiempo. 

Estos países han abierto su sector de hidrocarburos a la inversión privada y a la competencia en la asignación de áreas petroleras mediante rondas de licitaciones. Como resultado, se ha atraído a empresas internacionales de clase mundial y ha impulsado la exploración y producción de hidrocarburos en estas jurisdicciones. El Perú podría seguir este ejemplo y promover la participación de empresas privadas en sus licitaciones de lotes de hidrocarburos, a fin de maximizar el flujo de inversiones en pozos de exploración y desarrollo que permitirá reactivar la producción de petróleo y gas natural en regiones como la costa norte y la selva. Es una buena señal para el clima de inversión petrolero en nuestro país que Perúpetro haya retomado el interés por licitar lotes en Piura, como es la reciente convocatoria a concurso de la adjudicación del Lote X.  

De este grupo de países, considero que las experiencias recientes más exitosas se han observado en Argentina y Brasil, países que han venido generando mucha expectativa entre los inversionistas por sus grandes reservas de hidrocarburos tanto en la zona de Vaca Muerta, en la provincia argentina de Neuquén; como en las zonas costa afuera (off shore) del área marina del presal brasileño (frente a las costas de los estados de Río de Janeiro, Sao Paulo y Espíritu Santo). Estos países son los que más inversiones en exploración y explotación en hidrocarburos han logrado atraer en los últimos años. 

¿Qué cifras que han logrado en licitaciones y montos de inversión?

En el caso de Brasil, las licitaciones competitivas llevadas a cabo por la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) permitirán que Brasil reciba unos US$ 4,270 millones en inversiones en exploración en petróleo y gas hasta el 2027. De la inversión prevista para el quinquenio 2022-2027, un 94% (US$ 4,063 millones) estará concentrado en la perforación de nuevos pozos, principalmente en nuevas fronteras. Cerca de la mitad de toda esta inversión (US$ 2,292 millones) se orientará al llamado “Margen Ecuatorial”, un área en aguas muy profundas en el Atlántico frente a la desembocadura del río Amazonas que, según cálculos oficiales, puede contar con reservas de 10,000 millones de barriles de crudo. Según la ANP, de los 295 contratos de Brasil con concesionarias en vigor en diciembre de 2022 (por encima de los 238 del año 2021), 138 son para proyectos de explotación en aguas profundas en la zona del presal. Las empresas más importantes que tienen intereses de inversión en los bloques del presal brasilero son Petrobras, Shell, Total Energies, BP Energy y Chevron.

En Vaca Muerta, una región rica en hidrocarburos no convencionales localizada en la provincia de Neuquén, en Argentina, se han comprometido, en el 2023, inversiones récord para la exploración y explotación de hidrocarburos gracias a las licitaciones llevadas a cabo por el Secretaria de Energía y la Gobernatura de Neuquén. Las inversiones específicas para las áreas con recursos de petróleo de esquisto (sale oil) en Vaca Muerta alcanzan los US$ 7,100 millones. Sumando los bloques convencionales, el total de inversiones llega a US$ 7,627 millones. En Vaca Muerta son 17 las empresas petroleras que tienen inversiones, de las cuales 12 se encargan de operar las 46 áreas concesionadas por Neuquén y una docena de bloques con permisos de exploración. Las empresas que operan en esta región son YPF (en consorcio con operadores privados), Pan American Energy, Shell, Pluspetrol, Vista Petroleum, Tecpetrol, Total Energies, Pampa Energía, Chevron, Phoenix Global Resources y ExxonMobil. 

¿Existen experiencias de países como Noruega, Arabia Saudita o Dubái que podamos replicar en el Perú?

Sí existen también en estos países experiencias exitosas para promover la inversión en áreas de hidrocarburos mediante mecanismos competitivos. Por ejemplo, en Noruega las licitaciones para la exploración y explotación de hidrocarburos se llevan a cabo de manera rigurosa y transparente. Noruega utiliza un modelo de licitación por concurso para asignar licencias de exploración y producción. Las licitaciones se realizan en rondas específicas, donde se subastan bloques de áreas geológicas en la plataforma continental. Las áreas de licitación incluyen zonas en el Mar de Barents, el Mar del Norte y la región del Océano Ártico. Las empresas interesadas deben cumplir con estrictos requisitos técnicos, financieros y medioambientales. Los criterios de selección incluyen la fortaleza y solvencia financiera del contratista petrolero, la experiencia, la contribución a la economía local y otros factores relevantes.

De otro parte, a diferencia de muchos otros países del Medio Oriente, los Emiratos Árabes Unidos son receptivos de la inversión privada en el sector de exploración y producción de petróleo y gas a través de licitaciones de bloques petroleros. Por ejemplo, en Dubái las empresas extranjeras pueden participar en actividades comerciales, incluida la comercialización petrolera. Dubái ha atraído tanto a grandes empresas internacionales como a empresas de menor envergadura a su mercado de hidrocarburos. Incluso, ha establecido zonas francas que ofrecen beneficios fiscales y facilidades para atraer inversiones extranjeras. 

Finalmente, en Arabia Saudita se viene dando una apertura a la inversión privada extranjera a través de la asignación de bloques petroleros mediante mecanismos competitivos para complementar los esfuerzos de exploración y desarrollo que está desplegando Saudi Aramco (la empresa estatal árabe), con el objetivo de garantizar la suficiente cantidad de reservas destinadas a atender la demanda mundial de crudo hasta el 2050. En Arabia Saudita, las licitaciones para la exploración y explotación de hidrocarburos siguen un proceso riguroso de concurso organizado en torno a subastas competitivas donde participan empresas de clase mundial, las cuales puede asociarse con Saudi Aramco mediante un acuerdo de responsabilidad compartida (joint ventures).

¿Qué medidas se debería establecer para tener licitaciones internacionales competitivas en el sector hidrocarburos en el Perú?

En primer lugar, las autoridades del sector energía deberían concentrarse en respetar los principios de libre competencia e igualdad de trato entre los inversionistas nacionales e internacionales, públicos y privados, los cuales están claramente establecidos en la Constitución Política de 1993. Hemos observado recientemente que Perúpetro ha perdido su rol técnico de promotor de la inversión debido a la influencia de actores políticos que tienen una visión ideológica estatista, similar a la que se observa en el caso de Bolivia cuya experiencia ha sido desastrosa para el desarrollo de su sector de gas natural (i.e., en Bolivia las reservas de gas están por agotarse debido a que el estatismo promovido por el gobierno del país ahuyentó las inversiones en exploración y desarrollo de nuevas áreas de hidrocarburos en los últimos 15 años). Perúpetro se ha visto forzado por la política estatista a rescatar a la petrolera estatal, asignándole lotes por negociación directa según criterios técnicos y económicos muy cuestionables. 

Esta política estatista debería dejarse de lado, a fin de que Perúpetro adopte las mejores prácticas internacionales en materia de asignación de lotes petroleros y de gas. Estas prácticas apuntan a la implementación de rondas de licitaciones competitivas como el mejor mecanismo para asignar lotes y maximizar los compromisos de inversión en exploración y desarrollo de nuevas reservas de hidrocarburos. Asimismo, Perúpetro debe establecer mejores criterios para la calificación técnica, económica y financiera de los contratistas interesados, con el objetivo de seleccionar a los mejores postores. 

Sin licitaciones internacionales para buscar la mejor oferta de inversión en nuestros lotes petroleros, ¿la producción va a seguir disminuyendo?

Considero que sin rondas internacionales de licitaciones competitivas no será posible conseguir los montos de inversión suficientes para reponer los recursos petrolíferos que se han venido agotando naturalmente debido a las actividades de extracción, descubrir nuevas reservas de hidrocarburos y aumentar la producción nacional de crudo, de líquidos de gas natural (que contiene al GLP) y de gas natural seco (como el que se utiliza para la generación térmica en el país). Por lo tanto, sí creo que, sin licitaciones competitivas de lotes, la producción de hidrocarburos irremediablemente declinará en los próximos años con las consecuencias negativas para la actividad económica regional en las zonas productoras y para la recaudación de recursos fiscales que van al Tesoro Público y que luego se distribuyen a las regiones como canon y sobrecanon petrolero y gasífero. 

¿Las licitaciones son la mejor práctica para sostener la producción de hidrocarburos y sostener los recursos del canon y sobrecanon petroleros?

Sí, efectivamente. La experiencia internacional pone en evidencia que las rondas de licitaciones competitivas constituyen el mejor mecanismo para atraer las inversiones en exploración y para el desarrollo de nuevas reservas de hidrocarburos que el Perú necesita. Estas inversiones son claves para sostener la producción de petróleo y gas natural y, por ende, la distribución del canon y sobrecanon petróleo y gasífero en las regiones productoras del interior del país.  

Perúpetro acaba de anunciar el inicio del proceso de licitación del contrato para el Lote X. ¿Qué opinión tiene sobre las condiciones que se están estableciendo?

Quisiera, primero, saludar la iniciativa de Perúpetro que acaba de retomar con este anuncio la buena práctica internacional de asignar lotes petroleros mediante licitaciones competitivas. He tomado conocimiento que los factores de competencia establecidos para la licitación del Lote X apuntan a compromisos de inversión que se destinarán a aumentar la productividad de este yacimiento, mediante la perforación de pozos de desarrollo, la recuperación y mantenimiento de pozos productores (workovers) y la perforación de pozos de exploración, lo cual es una buena noticia. 

Otro tema que vale la pena destacar es que ha quedado demostrado que cuando Perúpetro se lo propone, esta entidad puede convocar rápidamente a una licitación pública internacional en muy corto tiempo (menos de dos meses en el caso del Lote X). Por ello, el mito que se quiso hacer creer a la opinión pública de que convocar una licitación internacional de lotes petroleros puede tardar varios meses o años es absolutamente falso. En este orden de ideas, Perúpetro debería ya convocar la licitación de los otros lotes que han sido asignados temporalmente a Petroperú: los Lotes I, VI y Z-69. 

Sin embargo, lo que ha sorprendido al mercado es esta decisión discrecional del Directorio de Perúpetro de forzar a los competidores privados a establecer una asociación obligatoria del 40% con la petrolera estatal, una empresa que carece de la solvencia económica, financiera, técnica e incluso moral para aportar capital para el desarrollo exitoso de las inversiones que está requiriendo Perúpetro para el Lote X. Acaba de explicar el ministro de Economía y Finanzas, José Arista, en una entrevista a un medio de comunicación, que en los empleados, gerentes de línea y corporativos y hasta los propios directores de esta empresa mienten a los propios ministros de Estado. Entonces, me pregunto: ¿qué empresa privada interesada va a querer asociarse con una empresa estatal que miente secularmente y que está quebrada económicamente? ¿Qué entidades financieras van a querer prestar los recursos a un consorcio ganador de la licitación que tiene como socio a una empresa quebrada y en estado de insolvencia con serios cuestionamientos de corrupción y malos manejos por parte de sus funcionarios?

Lamentablemente, es una pésima decisión de Perúpetro forzar a los concursantes de la licitación del Lote X a consorciarse con la petrolera estatal. Recientemente, se ha sabido por una filtración a la prensa que la consultora Arthur D. Little valorizó Petroperú con una cifra negativa por encima de los US$ 2,000 millones, por lo cual el patrimonio de esta empresa se ha destruido. Entonces, la empresa no puede calificar económicamente como contratista interesado, dado que su patrimonio neto residual (que es el criterio que discrecionalmente adoptó Perúpetro para calificar contratistas desde el año pasado) es negativo. 

Por otro lado, la petrolera estatal tiene una crisis financiera grave que ha motivado la emisión del Decreto de Urgencia N.° 004-2024 para brindarle un tercer salvataje por US$ 1,300 millones. Esto muestra que esta empresa no tiene capacidad alguna para comprometer inversiones de riesgo por los próximos 30 años en el desarrollo de nuevos pozos de producción y la perforación de los pozos de exploración por un valor del 40% del gasto de capital que está requiriendo Perúpetro en las bases de la licitación. 

Lo único que va a hacer esta decisión es disuadir a los inversionistas privados serios de querer participar en la licitación y va a destruir el valor económico del Lote X, perjudicando al Estado peruano y a la región Piura por la pérdida de las regalías y la reducción del canon y sobrecanon petrolero. Esta decisión solo muestra que la politización de los funcionarios y el Directorio de Perúpetro que señalé continúa. Por ello, el Ministerio de Energía y Minas debería tomar cartas en el asunto y declarar inmediatamente la reorganización de Perúpetro, como se acaba de hacer con Petroperú. 

La reorganización debería tener como piedra angular establecer que la gestión de Perúpetro se dirija principalmente a la promoción de la inversión para el desarrollo de la riqueza petrolera y gasífera del país, siguiendo las mejores prácticas internacionales que recomiendan a la licitación competitiva, libre, abierta y no discriminatoria como el mejor mecanismo de asignación de lotes de hidrocarburos. Asimismo, la reorganización debería apuntar a remover a los malos funcionarios y directores que han adoptado esta mala decisión respecto al Lote X, tal como se está haciendo actualmente con Petroperú. 

¿Está de acuerdo que de manera directa se establezca la participación de la petrolera estatal con un 40% en el futuro contrato?

No estoy de acuerdo en que en las próximas licitaciones se establezca una participación obligatoria de la petrolera estatal con un 40%, porque ello solo va a deteriorar aún más el clima de negocios en el sector hidrocarburos y espantará a los inversionistas petroleros del país, como ya ha ocurrido en Bolivia con su desastrosa experiencia en materia de gas natural. Lo que debería hacerse es dejar libres a los participantes del mercado para la búsqueda de los mejores socios inversionistas interesados en el desarrollo de los lotes petroleros de Talara. 

Al parecer, el 40% se habría establecido con criterios políticos, a partir de algún cálculo financiero (que no ha sido revelado) de la proyección de los flujos de caja que generaría el Lote X, y que irían destinados a financiar parte del salvataje que viene dando el Gobierno a la petrolera estatal.  Perúpetro no está para salvar a la petrolera estatal. Perúpetro tiene que asumir el rol de maximizar la producción de hidrocarburos y los ingresos fiscales para el Estado acorde con la asignación eficiente de lotes petroleros de manera competitiva y libre mediante rondas de licitaciones.